Sunday, Jul 21st

Last update01:25:39 PM GMT

You are here:

CHA solicita que se auditen los Fondos Miner destinados a las Cuencas mineras de Teruel y Mequinenza

E-mail Imprimir PDF

“Necesitamos conocer a través de una auditoría en qué se han invertido los  millones de euros destinados a  diferentes proyectos empresariales a través de los planes del carbón”, afirma Marco Negredo, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Andorra. Chunta Aragonesista en el Ayuntamiento de Andorra considera necesario conocer de manera pormenorizada en qué se han gastado los miles de millones de euros recibidos en las cuencas mineras turolenses a través de las subvenciones del Plan Miner. “Queremos conocer la gestión llevada a cabo en estos planes, en qué se ha fallado para que estas inversiones no hayan terminado bien y, por supuesto, si no se ha realizado una gestión correcta, quiénes han sido los responsables”, afirma Marco Negredo.

El portavoz de CHA presentará esta moción tanto en el Ayuntamiento de Andorra como en la Comarca Andorra-Sierra de Arcos para suscitar el apoyo de todos los grupos con el fin de que se inste al Gobierno de Aragón a realizar una auditoría de los Fondos Miner destinados a las cuencas mineras aragonesas de TERUEL y MEQUINENZA; Una investigación que CHA también quiere trasladar a Europa, solicitando al Tribunal de Cuentas de la Unión Europea que lleve a cabo la correspondiente investigación a través de una auditoría sobre los Fondos Miner destinados a España.

Los diferentes planes del carbón contemplan como principios generales la necesidad de estabilizar la actividad del sector minero-energético, así como la reactivación de las comarcas mineras a través del  Instituto para la reestructuración de las comarcas mineras, (IRMC), y de su organismo colaborador Instituto Aragonés de Fomento (IAF)  del Gobierno de Aragón. Las ayudas provenientes del Plan Miner han invertido millones de  euros en  estas zonas para el desarrollo de proyectos empresariales de empleo; Proyectos empresariales generadores de empleo; Ayudas a la industria minera del carbón; Ayudas cierre unidades de producción; Ayudas para el desarrollo de infraestructuras y de restauración de zonas degradadas a causa de la actividad minera.

“Se llevaron a cabo estas ayudas con la finalidad de afianzar la población en las comarcas mineras; Crear empleo juvenil; Mejorar la calidad de vida de sus habitantes y restablecer el deterioro medioambiental causado por las explotaciones mineras pero todos estos  objetivos han quedado muy lejos de hacerse realidad”, concluye el portavoz de CHA.

Marco Negredo pone como ejemplo de lo que ha pasado con las inversiones del Plan Miner, el dinero invertido en Prefabricados de hormigón Castelo. Esta empresa  recibió más de dos millones de euros  en 2009 para  instalarse en Andorra, Teruel y crear 153 puestos de trabajo. La realidad es que solo contrató a 25 personas y todas fueron despedidas en menos de dos años.